lunes, 14 de marzo de 2016

Bubblegum de Lush


Hablando el otro día en esta entrada sobre el Rubi Woo y que para usarlo es bueno tener los labios exfoliados, hoy os hablo sobre este producto para conseguir quitar esas molestas "pielecitas" y tener unos labios suaves. Es el exfoliante labial Bubblegum de Lush.


Sólo con olerlo enamora, al menos en mi caso. Huele, y sabe, a golosina, a chuche o chicle de fresa (huele como el Snow Fairy, edición especial de Navidad que estoy deseando que vuelva) y es inevitable echárselo en los labios y probar un poco; azúcar y aceite orgánico de jojoba son dos de sus ingredientes (como ya sabéis Lush utiliza ingredientes naturales para fabricar sus productos y, además, no están testados en animales).



Su uso es muy sencillo: cogemos un poco con el dedo y lo pasamos por el labio, y después eliminar el producto (ahí es cuando podéis comer jejeje); inmediatamente se quedan suaves y sin pieles, tras lo que sólo hay que hidratar.

Si es verdad que hacerse un exfoliante al estilo del Bubblegum es muy fácil, solo mezclando azúcar y aceite, de oliva o de almendras, ya lo tendríamos hecho, o incluso simplemente pasándose el cepillo de dientes por los labios; pero usar el de Lush es un gustazo y de vez cuando hay que darse estos pequeños caprichos.

El tarro trae 25 g. pero son más que suficientes ya que sólo se usa una pequeña cantidad cada vez, así que el bote da de sí bastante. ¿Su precio? 7.25€.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...